LA IMPORTANCIA DE LA INOCUIDAD EN LA PRODUCCION DE HORTALIZAS BAJO INVERNADERO


Dr. Eduardo Rodríguez Díaz

Consultor de Nutrición Vegetal y riego, Chile Tajín.

Presidente del comité Técnico CRESIAP

Socio Fundador Total Clean Life.

La producción de hortalizas en sistemas protegidos requiere inversiones fuertes para darle a las plantas las condiciones que el ambiente natural no le puede dar, es decir: Temperatura, humedad ambiental, radiación solar de calidad y sobre todo la sanidad e inocuidad de las cosechas.

La protección de los cultivos en invernaderos garantiza, de cierta forma, obtener productos de calidad fuera de temporada, es decir, cuando en las siembras naturales a campo abierto no se pueden establecer por aspectos climáticos (lluvias o heladas principalmente). Favoreciendo la comercialización de las hortalizas a mejor precio.

Las inversiones son elevadas al cultivar en un invernadero ya que requiere una estructura hermética para el control del clima, sistema de fertirriego, extractores de aire, quemadores de gas, equipo de aplicación de productos y control de acceso a las instalaciones, entre otros.

Lo anterior implica el evitar que las plantas sean atacadas por plagas y enfermedades, que de la noche a la mañana acaban con los cultivos. Estas plagas y enfermedades se establecen en el interior del invernadero porque no se tienen todas las precauciones de ingreso, limpieza y sanitización de las herramientas, equipo y utensilios que se utilizan para el manejo del cultivo. Es decir, permitimos que ingresen por descuido o desconocimiento de su control.

Las plagas mas comunes que atacan los cultivos hortícolas son mosca blanca, pulgones, araña roja, trips, entre otras; ellas tienen aparato bucal chupador que con sus piquetes en las hojas trasmiten virus principalmente. En ocasiones el ingreso de estas plagas a los invernaderos es por medio de los utensilios, ropa, equipo no desinfectado o sencillamente por dejar las puertas de ingreso abiertas.

Las enfermedades, tanto bacterianas o de virus, son difíciles de eliminar. Estas se introducen a los invernaderos por medio del calzado, ropa, manos o equipo para el manejo del cultivo. En ocasiones se deben utilizar productos químicos para su control que afectaran la inocuidad de los frutos cosechados, ya que para el control de ellas permanecen por mucho tiempo en el interior de la planta, pudiendo ser rechazados por las empresas que comercializan o exportan los vegetales.

De ahí la importancia de utilizar productos eficaces para la desinfección y sanitización de todos aquellos elementos que ingresaran al invernadero: tijeras de poda, equipo de aplicación, equipo de medición química, recipientes, herramienta, etc. Las personas antes de ingresar deberán lavarse y desinfectar sus manos, la ropa debe ser limpia y no utilizarse de un día para otro la misma ropa si no ha sido lavada. Deberá existir una charca sanitaria al ingreso de cada invernadero con los productos sanitizantes adecuados. Las personas que fuman no deberán ingresar a un invernadero si no han sido lavadas las manos severamente, ya que en muchas ocasiones los virus que contiene el tabaco se depositan en los dedos entre la grasa y la huella digital. A saber, sobre este aspecto, el cigarrillo antes de ser encendido es tocado con los dedos, de ahí se trasmite el virus del tabaco a través del poro del papel a las manos y se corre el riesgo de infestar las plantas o herramientas que se utilizan en el interior del invernadero.

Tomar las precauciones necesarias de limpieza y sanitización en la producción bajo invernadero será una garantía de obtención de cosechas abundantes y de calidad.





#cuidamosloqueamas

533 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Logo TCLogo.png